Árbol de prócer

Cuando «El gran Tour» llegó a Artigas, allá por 2013, nos encontramos con una interesante historia relacionada al prócer. Se trata del histórico ibirapitá, ubicado en la zona de la vieja estación y que está declarado oficialmente como monumento histórico nacional. Fue nada más ni nada menos, importado desde el rancho mismo donde José Gervasio Artigas vivió sus últimos años en el Paraguay.

El árbol es un hijo directo del Ibiray, fue donado el 14 de agosto de 1915 por José de Brum (hijo) a la Intendencia de Artigas. Originalmente estuvo ubicado en la plaza llamada por ese entonces “Independencia”, pero como estaba demasiado a la intemperie, años después se instaló en el actual lugar. Algunos testimonios recuerdan que en los primeros años, durante el invierno se encendía una hoguera para protegerlo e incluso luego, cuando llegó la luz eléctrica se le instalaron dos grandes lámparas. Hoy se mantiene firme como un recuerdo más en homenaje al Protector de los Pueblos Libres, en la ciudad homónima.