DÍA 1 – Comienza la aventura

Con mucha emoción y sobre todo ansiedad, el sábado 23 de marzo de 2013 comenzó oficialmente “El gran tour”. Desde el Hogar INAU ubicado en el barrio Capurro, dimos inicio a esta aventura junto a Ayrton, mi único compañero de viaje en este primer recorrido que incluiría la zona rural de Montevideo, San José, Colonia y Soriano. Tras hacer unas paradas para compras y realizar ajustes de última hora en su barrio (Maracaná) tomamos rumbo hacia Punta Espinillo, donde pasaríamos la primera noche.

Después de atravesar la avenida Carlos María Ramírez y la ruta 1, pedaleamos por Camino Tomkinson pasando por Pajas Blancas y Punta Espinillo, donde finalmente llegaríamos a la casa del agrónomo César Vega, viejo militante de la agricultura ecológica y también referente del Partido Ecologista Radical Intransigente (PERI).

Al llegar a su granja, César se encontraba brindando charlas sobre huerta orgánica a gente que todos los fines de semana se dirige a ese punto para aprender sobre la temática. Entre foto y foto, nos sumamos por un rato a la clase y luego para aprovechar la luz del sol que se encontraba aún radiante decidimos salir a recorrer Punta Espinillo donde –siempre con cámara en mano- charlamos con gente de la zona.

En esta zona donde se entremezclan paisajes rurales y costa, hay mucha paz. Uno puede pensar que se encuentra en un pueblito bastante más alejado de la capital. En realidad, no son tantos los kilómetros que lo separan de la densa urbe, sin embargo la cultura de muchos montevideanos a veces lleva a pensar erróneamente que es ésta una zona alejada y aislada de los servicios y comodidades que brinda la ciudad.

Es cierto que el transporte hacia esa zona para quien no posee vehículo propio es bastante complicado. Sólo las líneas 135, L35 y L1 que salen desde Paso de la Arena llegan hasta allí y lo hacen con una frecuencia aproximada de una hora.

Después recorrimos el Parque Municipal, un lugar con zona de camping y servicios básicos donde también existen algunos paradores donde se puede comer y tomar algo apreciando el sol ocultarse en pleno río de La Plata. Seguidamente, bajamos a la playa con nuestras bicis para disfrutar un rato de sol y de las blancas arenas.

Finalmente, tras “picar” algo de comer en un viejo almacén de la zona y sintiendo ya el fresco rocío que comenzaba a caer, volvimos a lo de César para conocer su interesante filosofía de vida y sus historias sobre este impactante lugar.

Dia 1 - 2

Hace un tiempo, leí un artículo en una revista que hablaba sobre Montevideo rural. Este informe traía algunos testimonios de gente que vive y trabaja en la zona, entre los que se destacaba uno a quien presentaban como “el fundamentalista”. Esa persona era César Vega, un tipo común con una filosofía de vida muy particular, a quien pude contactar inicialmente por Facebook.

“Vénganse nomás”. Con esas simples palabras, nos dio permiso para caer en su chacra, en donde pasaríamos la primera noche del gran tour.

César, es un ingeniero agrónomo de unos cincuenta años, que un día decidió escapar al ruido de la capital para instalarse en el campo, donde poco a poco fue levantando su casa y su granja. La misma está ubicada a orillas del río de la Plata, donde éste se junta con elrío Santa Lucía.

Gracias a las particularidades de la tierra y el clima, esta zona es el principal centro de producción frutícola y hortícola del país.

Desde hace unos años este ingeniero agrónomo y militante ecologista tiene un programa en Radio Fénix llamado “La voz del agro”, donde día a día pregona por la soberanía alimentaria y denuncia el avasallamiento que las multinacionales están llevando a cabo en el mundo concentrando gran parte de la producción alimentaria y explotando desquiciadamente los recursos naturales poniendo en riesgo la salud de millones de habitantes del planeta.

A partir de su programa radial, varios seguidores se han unido a su causa, lo que lo llevó a crear el Partido Ecologista Radical Intransigente (PERI), que se presentó por primera vez en las elecciones nacionales 2014, donde estuvo muy cerca de lograr ser elegido representante nacional.

A continuación,compartimos parte de la charla que compartimos con él y su compañera Silvia, donde nos cuenta sobre su filosofía de vida y otros asuntos de sumo interés para los tiempos que corren.

Audio del programa “La voz del agro” con la visita de Uruguay Alternativo

Sitio web de “La voz del Agro”

Dia 1 - 3

Al oeste del departamento de Montevideo, cerca de la localidad de Santiago Vázquez, se encuentra el Parque Municipal Punta Espinillo. Se llama así dado que en esta península crecían numerosos espinillos. Esta gran área forestada es un espacio ideal para quienes desean alejarse del bullicio de la ciudad.

Los visitantes podrán disfrutar del aire libre, los árboles y una playa pequeña y rocosa donde tomar baños de mar. Las aguas de Punta Espinillo son más claras y limpias que las de la zona capitalina. Esto permite a los amantes de la pesca disfrutar de su actividad preferida desde las rocas.

El Parque es de entrada libre y se puede ingresar con vehículos. Sus 160 hectáreas se dividen en tres sectores: el área recreativa, con juegos infantiles y espacios deportivos; la zona de camping con cien parcelas provistas de corriente eléctrica; y las áreas naturales protegidas, únicas costas en estado natural del departamento de Montevideo, con importantes yacimientos arqueológicos.

Baños, cabañas y parrilleros son algunos de los servicios que ofrece Punta Espinillo para una jornada de ocio y distensión en contacto con la naturaleza. En el parador del lugar hay alimentos y bebidas, además de juegos tradicionales como pool y futbolito.

El acceso en automóvil a Punta Espinillo es muy cómodo, ya que los caminos que conducen allí están perfectamente asfaltados. Para llegar, hay que tomar el Camino del Tropero hasta el final.

Para los que no tienen vehículo, se puede llegar hasta aquí, únicamente por las líneasde ómnibus 135, L35 y L1, que salen desde Paso de la Arena.

De todas maneras, les recomendamos venir en bicicleta, ya que además se trata de un camino de balasto poco transitado y de baja dificultad.

Fuente consultada: viajeauruguay.com