Este es mi pago: Monumento a la Perpetuidad

En la primera entrega del ciclo, hablamos con Juan Moreira, guía del primer y único museo funerario existente en Uruguay. Nos referimos al Monumento a la Perpetuidad, ubicado en la ciudad de Paysandú y conocido popularmente por los sanduceros como “Cementerio viejo”. Vale la pena recorrer este lugar donde se encuentran maravillosas obras escultóricas, varias de ellas realizadas con mármol de Carrara.

La construcción de este cementerio tuvo un largo proceso. Popularmente es conocido como “cementerio viejo” porque fue el primer cementerio público que tuvo la ciudad de Paysandú. Los primeros enterramientos datan de 1835, cuando Paysandú era una villa y este lugar era tan solo campo. El Cementerio no tenía límites, se hacían enterramientos clandestinos, es decir se enterraba sin hacer actas de defunción. El lugar fue evolucionando, aparecieron las primeras obras arquitectónicas funerarias allá por 1840 que son los nichos que se pueden ver en el sector sur y norte. Adquiere el carácter de cementerio público en 1851, empieza a haber un mayor control del Estado, a hacerse las actas de defunción. Aparece el primer monumento con mármol de Carrara en 1858 y desde allí proliferaron los demás monumentos. Hasta 1881 el cementerio permaneció activo y desde entonces se declara Monumento departamental público a la Perpetuidad a través de una ley que prohibió realizar enterramientos pero si permitió que se siguieran construyendo monumentos. Hay monumentos como el de Stirling que es de 1898 o el de Plottier -que fue el último- en 1906. En 2004 fue declarado Monumento Histórico Nacional y ha sido catalogado el primer cementerio-museo de todo el Uruguay que abrió las puertas al público con guías y con propuestas educativas a partir de 2006.

Con respecto a patrimonio funerario, nosotros ofrecemos un recorrido que invita a conocer la simbología de cada obra. Hay mucha riqueza en los símbolos de cada monumento. Cada símbolo nos habla de algo, no de la causa de la muerte, pero sí de la profesión de cada persona, que creencias tenía esa familia respecto a la vida, la muerte y la religión. Hay mucha simbología de la masonería también muy arraigada por aquellos tiempos.

Se están construyendo con fondos del MEC dos salas. Una que será una oficina de atención administrativa y al público. Otra, de atención a instituciones educativas, porque no había ningún espacio físico para los funcionarios ni para recibir delegaciones. También se están haciendo servicios higiénicos nuevos. Aquí vamos a tener material bibliográfico que será ofrecido a los visitantes que quieran investigar sobre el lugar. Cada cierto tiempo hacemos junto a los guías de Perpetuidad y de los museos reuniones para organizar propuestas diferentes. Tenemos la opción de guías tradicional que es cuando nosotros vamos recorriendo el lugar y contando sobre el mismo. Tenemos propuestas más mediadas, en las cuales no es tanto el guía el protagonista, sino más bien se da protagonismo al visitante. Sobre todo cuando vienen grupos de instituciones educativas, se les dan consignas y se hacen cacerías de símbolos. Es una propuesta más activa, donde en la medida que van recorriendo, va conociendo el lugar, construyendo el conocimiento. Luego sí se hace una puesta en común con el guía como mediador y se hace cierre de la jornada. Para los más chicos, tenemos puzzles grandes con fotografías de los monumentos, las que luego de completar deben responder preguntas que tenemos para ellos.

Monumento a la Perpetuidad «Cementerio viejo»

Ubicación: Montecaseros y Artigas / GPS: -32.324038.-58.080424

Horarios de visita

(En este momento cerrado por emergencia sanitaria)

De marzo a diciembre: martes a viernes 9 a 16.45 / sábado y domingo 9 a 14 horas

Horarios de verano: martes a domingo 9 a 14 horas