Pueblos con encanto en el Corredor Pájaros Pintados

Desde hace unos años, Tomás Bentos, se desempeña como asesor en la Dirección de Turismo de la Intendencia de Salto y forma parte también de la Unidad de Comunicación del Corredor Pájaros Pintados, una propuesta de trabajo en clave de región que incluye destinos de todo el litoral. El martes 23, en la instancia virtual «Turismo a escala humana en tiempos de Coronavirus» realizó una presentación sobre el producto “Pueblos con Encanto” que es uno de los tantos atractivos que ofrece esta zona del país.

El Corredor incluye a los departamentos de Artigas (Bella Unión), Salto, Paysandú, Río Negro y Soriano (Carmelo, Conchillas y Nueva Palmira). Nosotros trabajamos en diferentes productos: termas, sabores, naturaleza y áreas protegidas, patrimonio y cultura, aventura náutica, pesca y pueblos con encanto, que es el que vamos a hablar hoy. Las localidades se complementan entre sí, ya que encontramos productos diferentes en cada una de ellas.

Vamos a repasar cada una de las localidades denominadas “Pueblos con encanto” comenzando desde la más al norte, Belén, en el departamento de Salto. Se ubica a 90 kms al norte cercano a Termas del Arapey. Es uno de los pueblos más antiguos fundados al norte del Uruguay (1801) con el fin de contener invasiones indígenas y portuguesas. Se trasladó en la década del ´70 hacia un lugar más alto, dado la construcción de la Represa Salto Grande. Allí se encuentra un grupo de artesanas “Arde Belén” que hace cerámicas y donde el turista puede visitar para conocer el proceso. Se puede visitar el Parque Gabinito en la costa del río, hay ruedo para jineteadas y pista de motos, clubes hípicos y un mural para conocer de Páez Vilaró en una escuela. También vale la pena visitar la capilla, todos recorridos que pueden hacer con guías locales.

Luego está Villa Constitución, pueblo conocido por el establecimiento del Espinillar. La mayoría de los pobladores hoy trabajan de la citricultura y el cáñamo. Se realizan recorridos turísticos para conocer la historia de lo que significó Espinillar para los locales y también las actividades que hoy se realizan. Existe también una embarcación para 12 pasajeros que está trabajando una cooperativa de jóvenes donada para realizar paseos. También se construyó un Parque de Aventuras que en breve estará en funcionamiento y que tendrá una tirolesa donde uno podrá cruzar por arriba del agua hacia una isla.

Luego tenemos a Guichón, en el departamento de Paysandú, ubicado en ruta 90 e intersección con ruta 4. Aquí se encuentra el Área protegida Montes del Queguay donde se ofrecen actividades de senderismo, flotada, canotaje y pesca deportiva, todas ellas con asistencia de baqueanos locales. Se puede hacer mountain bike por los palmares también y Guichón tiene además un destacado circuito antropólogico y circuito de esculturas.

Luego llegamos a uno de los pueblos más pintorescos del Corredor: San Javier, localidad que fue fundada por los rusos inmigrantes que llegaron a Uruguay donde se mantienen fuertes las tradiciones en cuanto a la música y sabores. Se encuentra en la puerta de entrada al Parque Nacional Estero de Farrapo e islas del río Uruguay, un lugar con una riqueza biodiversa muy importante. Hay un balneario muy cercano que es Puerto Viejo. Aquí se combina la oferta náutica con paseos en kayak y canoas. Hay propuestas de senderismo también. La gastronomía es muy interesante, está el vino de miel (kwas), shaslik y piroj como platos fuertes.

También en Río Negro, tenemos al pueblo Nuevo Berlin, marcado también por el paisaje de Esteros de Farrapo. Como producto estrella tiene la miel isleña que se produce en una especie de estaciones flotantes, miel libre de pesticidas y químicos ya que las colmenas están en una isla. Aquí también hay actividades náuticas y otros paseos guiados.

En el departamento de Soriano, tenemos el pueblo Villa Soriano. Allí hay un taller de alfarería indígena, en este lugar hay muchos habitantes con conocimiento en este tema. Se pueden hacer paseos por el pueblo y también pesca y paseos en el río. La gastronomía ofrece algunos platos típicos en un lugar destacable como es el muelle por ejemplo.

Luego tenemos al pueblo de Santa Catalina que ganó en 2014 el premio “Pueblo Turístico” otorgado por el MINTUR. En torno a la vieja estación de tren se construyó un Centro de visitantes “Sobre rieles” donde hay servicios de gastronomía y también allí se coordinan actividades turísticas para realizar en la zona: visitar un tambo y quesería artesanal, estancias y recorridos en el pueblo.

En Colonia tenemos a Nueva Palmira, que si bien es una ciudad, es parte de este producto “Pueblos con encanto”. Es una ciudad destacada por su actividad portuaria, pero también ofrece servicios atractivos como paseos y cabalgatas en Punta Gorda y la Estancia y Capilla Narbona. Hay alojamientos también en el mismo Parador Punta Gorda. La playa La Agraciada está cerca de aquí.

Carmelo es también considerado un pueblo con encanto, se destaca por su sector vinicultor. Hay posadas y establecimientos donde se ofrecen catas con degustación de quesos por ejemplo el almacén “La Capilla” de Bodega Cordano. Integra la ruta del vino, un circuito que incluye a unas cuantas bodegas de la zona, con un sentido integrado y no de competencia. Se realizan eventos atractivos como Uva & vino point, que también se ha realizado en otras localidades del Corredor. Tiene un puente giratorio (el único del país) desde allí salen travesías por el día a la Isla Martín García que incluye almuerzo, pero hay paseos más cortos también ofrecidos por otros emprendedores. Está cerca de allí la Calera de las Huérfanas, ruinas de construcción de las misiones jesuíticas. Hay ofertas de recorridos urbanos también.

Por último, tenemos a Conchillas, que se integró oficialmente al Corredor el año pasado. Se ubica a 7 kms de ruta 21 y a 50 de la capital departamental. Allí han trabajado mucho con el rescate histórico. Fue fundado por una empresa británica Walker y Cía. con el objetivo de explotar  los médanos que se utilizarían para la construcción del puerto de Buenos Aires. Esta industria promovió la llegada de obreros de diversos países europeos, dotando al pueblo de una impronta única. Allí se puede realizar un recorrido con baqueanos locales visitando edificios históricos y conociendo historias de pueblo.

En esta etapa de reactivación en la que estamos trabajando, estamos en contacto con el grupo 5M de Montevideo, que reúne a varias agencias de Montevideo con el fin de promocionar y comercializar estos atractivos turísticos a través de paquetes.

Vale la pena destacar que todos los pequeños emprendimientos que trabajan en cada uno de estos pueblos, se agrupan en grupos locales de turismo que trabajan en la planificación de diferentes acciones que van desde la promoción hasta la realización de eventos puntuales.

Muchas de estas localidades nunca estuvieron tan posicionadas en el mapa turístico nacional e internacional, esto lograron hacerlo a partir del trabajo integrado a través del Corredor Pájaros Pintados. Eran pueblos que no recibían turistas. Por el Observatorio que tiene el Corredor, podemos notar el aumento de visitantes que ha tenido por ejemplo el departamento de Río Negro. La idea es que a través del turismo pueda haber desarrollo local.

Pueden conocer más información en www.turismo.gub.uy/pajarospintados o seguirnos en las redes Instagram y Facebook.

Dejamos aquí la presentación para descargar