Turismo masivo provoca pérdida de identidad

Turistas en Barcelona. Foto: Quique García / AFP

(Sputnik, 11 de agoto 2017).- El turismo masivo provoca que grandes ciudades como Barcelona pierdan su identidad para dejar paso a la mercantilización de su patrimonio, aseguró en declaraciones a Sputnik el antropólogo especializado en el estudio del espacio público José Sánchez García, de la Universidad de Lleida.

A su modo de ver, el turismo masivo genera problemas que van más allá del desagravio económico a los habitantes locales ya que estos lugares se ven «empobrecidos a nivel cultural e identitario».

El primer paso de este proceso se produce cuando la población se ve obligada a abandonar el centro de la ciudad —e incluso lugares periféricos— porque el turismo hace que «aumente el valor de los pisos» y que «los propietarios prefieran alquilar a visitantes que a vecinos de la ciudad».

Además, prosigue Sánchez, aquella población que sigue habitando la ciudad es testigo de un aumento del coste de la vida, lo que afecta al comercio de proximidad en favor de alternativas menos ligadas con lo local.

De esta manera, los establecimientos tradicionales van perdiendo espacio y se ven obligadas a cerrar frente a «la presión que ejercen las grandes marcas comerciales y las franquicias».

«Desde mi punto de vista, el centro de la ciudad de Barcelona está completamente despersonalizado, podría ser el centro de cualquier otra ciudad del mundo», apunta Sánchez.

En opinión de este antropólogo, esto se reflejamente claramente en la sustitución de los tradicionales bares de tapas —cada uno con sus idiosincrasias y sus características particulares— por franquicias mercantilistas que «usan el reclamo del sol, la playa, las tapas y la sangría» en casi todas las grandes ciudades de España.

Lo auténtico se ha mercantilizado por el consumo inmediato; apenas hay tabernas tradicionales con identidad, sólo franquicias.

Sánchez este predominio de una «diversidad cultural irreal» que ofrece «de manera homogénea» todo aquello que un foráneo puede esperar como el punto central de la pérdida de identidad de las ciudades españolas, que, empujadas por el turismo masivo, transitan hacia un «vaciamiento cultural» que relega a los ciudadanos al papel de «figurantes en un gran parque temático».

Turismo generador de beneficios… ¿para quienes? 

Punta del Este en verano

El actual modelo turístico de España otorga beneficios a las compañías gracias al esfuerzo de una población local que realiza un «trabajo semiesclavo» sin que luego se produzca una redistribución de la riqueza generada, aseguró José Sánchez García.

En opinión de este antropólogo, las protestas contra el modelo turístico que recientemente tuvieron lugar en lugares como Barcelona, Palma, Vitoria o San Sebastián están justificadas porque la masificación empobrece a la población local a nivel económico y al conjunto de la ciudad a nivel identitario y cultural.

«Debemos preguntarnos si queremos una sociedad de servicios en la que se generan grandes beneficios para los empresarios hoteleros gracias al trabajo semiesclavo de las personas en los puestos más bajos de esas compañías», afirmó Sánchez.